Historias de éxito sobre la promoción

Girl Up es parte de una comunidad de organizaciones y personas que han tenido un rol importante en la promoción de los derechos de las niñas y las jóvenes. Juntos, celebramos el progreso y los logros en el fomento de políticas que promueven el bienestar de las adolescentes en los países en vías de desarrollo.

Prevención del matrimonio infantil

Política extranjera de los EE. UU.

Promotoras de toda la comunidad femenina internacional han luchado durante mucho tiempo para obtener más protección con el objetivo de evitar que se obligue a las adolescentes a casarse antes de que estén listas. Fundamentalmente, el matrimonio infantil es una violación de los derechos humanos. También es una práctica dañina que debilita comunidades y economías. La investigación demuestra que cuando las jóvenes tienen seguridad, salud, educación y se sienten empoderadas, esto las ayuda a tener hijos más sanos, obtener mejores ingresos y colaborar con el crecimiento de las economías, lo que las convierte en poderosas agentes del cambio positivo.

En 2013, esta comunidad logró un hito crucial cuando el Congreso de los EE. UU promulgó una política extranjera para prevenir el matrimonio temprano y forzado como parte de la Ley sobre la Violencia Contra la Mujer (Violence Against Women Act, VAWA). Los seguidores de Girl Up se movilizaron en torno al problema y se unieron para intervenir mediante 17 000 acciones de promoción en línea y docenas de reuniones con los miembros del Congreso.

Para reconocer los esfuerzos de Girl Up, el senador Durbin (IL), —quien ha promovido los derechos de las jóvenes durante mucho tiempo— envió este mensaje inspirador a nuestros seguidores:

Ahora, Girl Up continúa trabajando con el gobierno de EE. UU. para garantizar que estas políticas se implementen exitosamente a través de nuestros programas de ayuda en el extranjero.

Aumento de la edad legal para contraer matrimonio en Malaui

En Malaui, casi la mitad de todas las jóvenes contraen matrimonio antes de cumplir 18 años; es por eso que este es un paso muy necesario para reconocer los derechos de las niñas y jóvenes. Y gracias a nuestra comunidad de seguidores, hemos ayudado a las jóvenes en Malaui a hacer frente al matrimonio infantil: En febrero de 2015, Malaui aprobó una ley en la que se eleva la edad legal para contraer matrimonio de 15 a 18 años.

Promover los derechos de las jóvenes y lograr que se las escuche es una prioridad crucial para la Organización de las Naciones Unidas, la Fundación de las Naciones Unidas y Girl Up:

  • En Malaui, la Fundación de las Naciones Unidas y Girl Up apoyaron a Las Niñas Lideran, una organización que desarrolla el liderazgo de las jóvenes para ayudarlas a defender sus propios derechos.
  • Las Niñas Lideran se asoció con Girls Empowerment Network (Red de Empoderamiento de las Jóvenes) y comprometió a más de 200 jóvenes en Malaui para poner fin al matrimonio infantil, junto con los jefes de las aldeas y otros líderes.
  • Además, Girl Up respalda los esfuerzos de la ONU en Malaui para garantizar que las niñas y las jóvenes tengan la salud y la educación que necesitan y merecen.

Memory Banda es una joven de Malaui que ha trabajado con la iniciativa Las Niñas Lideran y la Girls Empowerment Network (Red de Empoderamiento de las Jóvenes) desde 2011. Su hermana se casó a los 11 años, pero Memory desafió las expectativas y continuó asistiendo a la escuela. El año pasado escribió lo siguiente:

“Desafié a mi familia y les expliqué que el matrimonio temprano no era para mí. A las personas que pensaban que debía casarme joven, les dije que la educación y la libertad para ejercer mis derechos guiarían mi vida. Necesitaba cambiar personalmente la forma en que la sociedad percibe y define las necesidades de las niñas y las mujeres. Pero lo más importante es que necesitaba una sociedad diferente que respete mis decisiones como mujer”.

Girl Up continúa asociándose con otros grupos de promoción de los derechos de las adolescentes para eliminar el matrimonio infantil en países de todo el mundo.

Registro de las niñas

A pesar de que la mayoría de los países sí cuentan con leyes de registro de nacimiento, en 2012, en todo el mundo, 4 de cada 10 nacimientos no se registraron de acuerdo con UNICEF. Esto significa que 290 millones de niños de todo el mundo actualmente no están registrados. Cuando a una niña se le niega un certificado de nacimiento, esto la vuelve invisible para el gobierno. La falta de documentación puede impedir que una niña asista a la escuela, consiga un empleo en el futuro y acceda a servicios sociales y de salud.

Existe una solución para garantizar que más niñas de todo el mundo, independientemente de dónde nazcan, sean tenidas en cuenta al igual que el resto de las personas: la Ley de Registro de las Niñas (Girls Count Act). Gracias al arduo trabajo de nuestros seguidores de base, que incluyó dos días de cabildeo sobre el problema del registro de nacimientos y casi 400 000 acciones de solicitud a los miembros del Congreso para que respalden la Ley de Registro de las Niñas, ahora es política extranjera de los EE. UU. que el gobierno respalde los programas de apoyo en países en vías de desarrollo que ayudan a mejorar el registro de los nacimientos y los sistemas de documentación para todos los niños.

Ley de Registro de las Niñas

En el 113.º Congreso de los Estados Unidos, la Ley de Registro de las Niñas fue presentada en la Cámara de Representantes por el representante Steve Chabot y la representante Betty McCollumy, y en el Senado por el senador Marco Rubio y la senadora Jeanne Shaheen. El proyecto de ley fue aprobado por ambas cámaras de manera bipartidista y fue promulgado como ley por el Presidente el 12 de julio de 2015. Ahora es la Ley de derecho público 114-24, que convierte en prioridad alentar a los países a que garanticen que se emitan certificados de nacimiento y otros documentos oficiales para todos los niños y niñas.

Obtén más información sobre la Ley de Registro de las Niñas

Defensa de los derechos de los niños

Ley de los Derechos del Niño de Liberia

Como miembro de Las Niñas Lideran, financiada por Girl Up, Aisha Cooper Bruce, junto con organizaciones locales, luchó por la exitosa aprobación de la Ley de los Derechos del Niño de Liberia en 2012 y ahora trabaja para respaldar su implementación.

La Ley de los Derechos del Niño significó un gran progreso para Liberia. La ley garantiza los derechos de los niños, como el derecho a la salud y la educación. También ofrece a las niñas protección contra el matrimonio infantil y mayor apoyo a las víctimas del abuso doméstico.

Aisha es la directora de Sisters With Power, un programa de empoderamiento femenino de Helping Our People Excel (HOPE) y está realizando muchísimo trabajo positivo en Liberia.